La Tarotista

Tarotista, Alejandra González, tarot en Santiago de Chile

Tarotista, Alejandra González, tarot en Santiago de Chile

Primero que todo agradezco el tiempo que te has tomado para visitar mi página, sin duda al igual que a mi este tipo de misterios llaman tu atención, o simplemente crees en que existe algo más allá que nuestra realidad, el origen de todo esto es un llamado desde mi ser interno a poner a disposición mis conocimientos en esta mágica herramienta de luz.

El tarot llegó a mi cuando tenía 16 años, en esa navidad mi madre, ser a quién adoro, me regaló mi primer mazo, el Tarot de Marsella, pase mis primeros años como tarotista con esta herramienta, aprendí a descubrir sus misterios y a conectarme con la magia que revela cada carta en cada situación, con el tiempo gracias a mi hermana descubrí el Tarot de Ridler, la conexión fue inmediata, hoy llevamos más de 16 años trabajando juntos, su certeza y su capacidad de iluminar el camino de los demás me maravilló, esto fue una puerta de entrada a un mundo para mi antes desconocido, un mundo de luz y amor, rodeado de seres llamados ángeles y arcángeles que están a nuestro servicio y que buscan al igual que El Padre que nosotros vivamos una vida más plena y más en contacto con nuestra esencia, el amor.

Mi vida laboral ha transcurrido entre números y clientes, me dediqué cerca de 8 años a trabajar en la banca como ejecutiva de cuentas, hasta que decidí poner toda mi energía en esta maravillosa labor de ayudar a quien requiera orientación.

Junto con este mágico instrumento me he desarrollado en técnicas de meditación, limpieza de aura, alienación de chakras y recientemente numerología, este último es un regalo del universo para poder comprender quienes somos y en cierto modo en base a la información que nos dan los números de nuestra vida enfocar mejor nuestros esfuerzos para conseguir lo que anhelamos.

Un mundo de sabiduría se abre a quien lo pide, yo soy solo un puente de energía entre tú (mi consultante) y la sabiduría del Universo.

Te invito a iluminar tu camino, no te arrepentirás.